¿Cuánto gana un nutriólogo?

Para poder saber cuánto gana un nutriólogo, primero deben saber que esté, es un profesional de la medicina que ejerce en función de hacer sentir bien a la gente basándose en una buena alimentación .En primer lugar queremos aclarar la diferencia que hay entre nutriólogo y nutricionista, dejando despejada una incógnita: ambos son médicos.

¿Cuánto gana un nutriólogo?

El nutricionista se encarga de diseñar planes de alimentación para que una persona pueda llevar una dieta saludable o sea que un nutricionista si se quiere te va a prevenir de futuras enfermedades, mientras que el nutriólogo te va a diseñar planes de alimentación para corregir los daños ya causados por malos hábitos en las comidas.

¿Cuánto gana un nutriólogo?

Pese a la importancia de  su profesión, los nutriólogos están considerados como los médicos peor pagados a la hora de ser contratados sus servicios, bien sea que trabajen para una empresa privada o que traten de ejercer su profesión de manera libre. En México por ejemplo el sueldo promedio de un nutriólogo está tarifado en unos 5.000 a 10.000 pesos mexicanos mensuales.

El principal problema de ésta profesión, está en  la mentalidad de los pacientes, la mayoría cree saber cómo prevenir o curar las enfermedades ocasionadas por malos habitas en la alimentación. Con las “recetas de la abuela” o la fama que se corre de boca en boca de las bondades de algunas hierbas, las gentes creen poder obviar la visita a un nutriólogo.

Realmente hay que entender que un nutriólogo es un médico que se encarga de cuidar tu cuerpo de adentro hacia afuera, si una persona llevará a término un buen régimen alimenticio desde su nacimiento, es seguro que evitaría muchas enfermedades y alargaría mucho su promedio de vida.

Los nutriólogos se encargan de detectar a través de exámenes previos, cualquier problema de salud que tenga un paciente y a partir de una buena alimentación y  muchas veces ayudado de algunas medicinas naturales corregir y erradicar el mal, que casi siempre se trata de exceso de peso.

Otras veces los daños ocasionados por malos hábitos en la alimentación no son precisamente unos kilos de más, sino por el contrario podría tratarse de unos kilos de menos en la tabla de comparación de estatura y peso, pero esto no es todo. No siempre se trata de “kilos” o “libras”.

Podemos citar entre las muchas enfermedades que pueden ocasionar una mala alimentación manchas en la piel por problemas hepáticos, caída del cabello, halitosis (Mal aliento), exuderación exagerada, disminución de la visión, resquebrajamiento de las uñas, obesidad localizada y otras.

El insomnio también es una de las enfermedades que se puede corregir con una buena alimentación. Ya que existen algunas sustancias que ingerimos en exceso como la cafeína que  las glucosas, las harinas, las pepsinas, los lípidos entre otros. En todo esto la ayuda de un nutriólogo es de vital importancia. No debemos pensar que la visita a un nutriólogo es lujo. Por el contrario se trata de evitar o corregir problemas de salud.

Deja un comentario